miércoles, 24 de agosto de 2011

Cuando la violencia se transforma en arte

En el año 1968, allá por los inicios de la historia del hiphop, de la violencia entre pandillas surgió un estilo de baile llamado Rockin, con sus movimientos simulaba ataques con golpes de puño, disparos y cuchilladas entre otros. Se trataba de humillar al oponente pero sin tocarlo. Para diferenciarlo de la cultura del Rock se lo bautizó Uprockin. Muchos veían el baile como una alternativa a las drogas, a las pandillas, a las mafias, y a los problemas diarios de vivir en una barriada como la de Brooklyn en la que uno tenia que ser muy precavido y espabilado para estar de buenas con todo el mundo y no meterse en problemas. Por eso los jóvenes se lo tomaban muy seriamente, y eso se podía ver en la energía que desprendían a la hora de bailar; pero siempre respetando al oponente (manteniendo la distancias). Los grupos batallaban entre ellos para demostrar quien tenía el mejor estilo. En el presente aparecen también las batallas de Mc o batallas de gallos donde los cantantes raperos compiten para ver quien es mejor improvisando rimas. Como regla general no están permitidos los insultos verbales pero si se busca derrotar al oponente con creatividad, espontaneidad y destreza.